cultura de otra especie

SUMARIO

 

  __ LA HISTORIA DE LAS COSAS. Annie Leonard

       Leer más

 

__ BAIDU. La música que nos viene de China

      Leer más

 

__ LOS PICHONES DE MATUSALÉN. Wilmar Berdino

      Leer más

 

__ COMO NINGUNA. Malena Muyala en el Solís

      Leer más

número once - junio 2011

 

 Lluvia           Mines

        inerte   Menomena

Maia Castro        

 

 

La voz de Maia Cas   Desde fines  de  los

tro tiene un timbre    noventas,    ningún

especial. Ya  se  la    disco me golpea di-

había escuchado en   recto en la primera
la  agrupación ...        audición ...

 

               Leer más                 Leer más   

 


 

 

Con Martín Maisonave (Cambiá la Biblia)

 

PUNK DE POROS ABIERTOS

 

Entre Algún culo va a sangrar (2004) y el recién editado Urugualter, hay una distancia considerable de años y de postura estética. Maisonave ya no canta como Evaristo de La Polla Records y la banda no aparece tan cerradamente punk, mostrándose más permeable a otros estilos.

 

           

 

 

-¿Cuál es la aproximación más certera a Urugualter? ¿Es la prolija evolución musical de una propuesta punk contestataria, o es un disco que resigna la esencia original procurando abrir otras puertas?

 

-A pesar de ser un quinto de la banda, estoy más en la prolija evolución que en la resignación, pero que el tiempo responda este tipo de sutilezas. No me preguntes por qué, pero el estilo siempre se ha jactado de no pulir a fondo sus intenciones, tanto en la música como en la letra.  Nosotros, sin hablarlo pero accionando de acuerdo a nuestra tolerancia, hemos decidido tocar otras puertas a través del sonido, llevando los años de ensayo al desafío de mejorar. Somos cinco individuos que pertenecen entre sí a distintas corrientes, diferentes generaciones, variadas influencias y puntos de vista únicos,  compartiendo objetivos y trabajando a la par, creo que ahí radica el resultado.

 

-¿Cómo llegaron a asociar el punk con los datos del hard y del pop que están presentes en el álbum recién editado?

 

-Siempre fui de la creencia que la canción ya nace con su intención más allá de quien la haya escrito, y que está en nosotros como grupo de laburo llevarla a brillar de acuerdo a nuestra interpretación de los hechos y en base a nuestras influencias. Es aquí que la cocina arde, se limpia y se vuelve a abrir al público. En este caso quien escribe, tiene una intención clara de hacia donde van las obras, pero muchas veces cuento con el orgullo, el placer y la sorpresa de ver a la misma crecer hacia otro lado. Llámese forma, estilo y/o interpretación. Es aquí que el debate interno transforma a la obra en argumento, reciclándola al punto tal de no tener que hablar más y aceptándola en equipo. Como todo grupo, las características personales, las formas de comunicar y las trayectorias, hacen que dichas canciones se transformen en lo que son, más allá de cualquier estilo. 

Personalmente, pienso que los estilos tienden más a dividirnos que a enseñarnos por nuestra propia decisión. Ellos están más allá de cualquier etiqueta, ellos son el piso para que la canción viva en paz y llegue hasta donde la gente la quiera llevar.

 

-¿Por qué si los integrantes de la banda pertenecen a tan distintas corrientes, en el primer disco esa diversidad no se notó o, por decirlo de otra manera, se perdió tras el cortinado punk?

 

-Evaluemos entonces las diferencias de años y por ende, de pre producción entre un disco y otro. Sepamos que hay hasta 10 años de diferencia, que en otros casos es menor y eso va de acuerdo a cada canción. El tema " ¡Ay dios!" por ejemplo, fue grabada en el 2001 mientras que otros están compuestos durante el 2008 y el 2009 del nuevo disco. Con esto quiero decir que vamos de contextos diferentes en todo aspecto, desde lo personal, lo musical, y hasta lo estructural. Eso no quiere decir que la intención varíe, pero debemos analizar los contextos para poder entender las diferencias, a menos que hablemos de un partido politico. 

Del primer demo de la banda en el 2001, quedo solamente yo cacareando. Del  disco del 2004, quedamos Juancho y yo. Además de lo estructural, lo musical creo que es lo que menos ha variado, pero eso sí,  es necesario para nosotros mejorar, variar, probar y concretar. En lo personal, elijo estar hablando de una diferencia y no de una similitud, a tantos años de distancia, sea para bien o para mal.

Con respecto a la preproducción, en el primer disco no trabajamos en ese terreno, no analizamos tonos, cortes de difusión, ni alternativas. Era como tenía que salir y de eso habla el título. Con Urugualter fue distinto. Nicolás Lieutier, el productor, trabajó y toco con nosotros durante un año para llegar al resultado. Por más que la energía siempre fue la misma ya que el estuvo presente siempre, el resultado es distinto por razones obvias. Herramientas al alcance, matices de sonido, intenciones directas, integrantes diferentes, mejoría  en algunas interpretaciones, y un sello empujando la organización y la difusión. Por más que escuchemos cosas distintas, por más que seamos diferentes, nos intencionamos en el mensaje al precio que sea necesario, sea rock, metal, punk o pop, a mí el estilo no me quita el sueño si es que podemos seguir disfrutando y la canción cumple con su cometido.

 

                     

 

 

-¿Cuál es el cometido de una canción?

 

-Grandiosa cuestión: transportar una mente hacia un contexto dado sin pagar boleto de dos horas; despertar esencias y mover sensaciones adormecidas con los años;  compartir gustos en común con desconocidos a través de presentaciones en vivo; atravesar lo estudiado, lo ensayado y lo preprogramado, a través de sonidos y formas que nos hagan pensar lo mismo, o al menos algo similar. Juntarnos y separarnos a conciencia; quitar del ocio a toda oveja negra y llevarla a soñar lo que nunca nadie podría haber imaginado; trabajar incansablemente sin pedir salario ni sociedad medica. Y por ultimo, hacer depender al ser humano de cualquier acorde o frase, que tenga un mínimo de familiaridad con algún momento de su vida.

 

-¿Cómo se dio la llegada de la banda a un sello como Bizarro?

 

-Fue a través del productor, aunque comenzamos a trabajar con él sin tener nada firmado al momento. O sea que el disco salía igual por la nuestra, pero un sello, genera compromiso si es que la banda no lo tiene al momento de la grabación, te da la oportunidad de llegar a una calidad sonora, y le da confianza al proyecto.

 

-Bueno pero, ¿Bizarro se puso en contacto con Cambiá  o Cambiá acercó el proyecto?

 

-El productor se acercó a la banda, se confirmó el proyecto y se comenzó a trabajar. El productor sugirió un acuerdo con Bizarro, la banda aceptó y el proyecto al fin salió.

 

                  

 

 

-¿Grabar para Bizarro implica alguna pérdida de libertad o ustedes tienen  el timón de todo lo que se refiere a Urugualter?

 

Absolutamente todo el timón. Si alguna vez existiera alguna pérdida de libertad será por decisión propia y no a través de un sello. Bizarro supo trabajar con nuestra esencia de la mejor forma, sabiendo que el estilo demanda ese tipo de respeto, y jugando paralelamente sin alterar los pasos y las temáticas planteadas, tanto para la música como para el arte del disco. La verdad es que para nosotros esto es un trabajo, si se respetan los pasos acordados y se tiene la suficiente flexibilidad a base de un argumento sólido, no hay porque tener conflicto. Que tengamos fijado al enemigo no significa que seamos intratables con el resto.

 

-¿Y el productor sí incide en el tipo de sonido, en los arreglos apropiados, en el encare que contribuye al resultado final de una composición?

 

-Absolutamente en todo, a menos que no sea necesario. El productor actúa como un nuevo integrante, dando pautas externas que contribuyan al resultado. Muchas veces es poco y nada lo que sugiere si es que la canción ya esta pronta, pero esa decisión es grupal y siempre hay algo para probar. El silencio es también una opción en la música, y muchas veces una cabeza externa que sepa comunicar las intenciones, termina encaminando una obra de forma grupal. Nuestro lema durante la grabación es probarlo todo y luego decidir, creo que en este rubro las sensaciones, los días, las expectativas y un montón de cosas que no veo, funcionan a la hora de plasmar algo definitivo.

La banda elige un productor en base a gustos, confianza, trayectoria y obviamente la energía que tenga la banda con éste.

 

-Hace un rato hablabas de tener al enemigo fijado, sin embargo, en las canciones del disco no quedan muy en claro. Tampoco están obligados a explicitarlos pero es evidente que en los textos, además de abundante crítica a la realidad, de manifestaciones de insatisfacción y descontento, no aparecen nítidos los responsables, salvo por la composición que trata de la violencia contra la mujer.

 

-A quien no le queden en claro los enemigos expuestos en Urugualter, le pueden estar ocurriendo varias cosas: no quiere ver lo que se le está mostrando,  no escuchó lo suficiente, o tiene problemas severos a todo tipo de adicciones -incluida la televisión- que no le permiten ahondar en pensamientos que muchas veces, llevan algunos días digerirlos. Que no se me confunda esto con la calidad de lo compuesto. No es directamente proporcional la calidad con la profundidad, yo no lo hago para armar una convención de intelectuales financiados por el estado o por el comité de base de turno, y dar charlas pedorras de jerarquías artísticas. Lo hago para sentirme vivo, y además de una manera bastante sencilla porque para mí las metáforas son una cuestión del pasado.

Si no queda claro que “Marrona” expone el maquiavelismo de la información y su correspondiente distribución, evidenciando zonas de poder que nunca dejaremos de acusar y que nunca irán a cambiar. Si no queda claro que “De vientres y decretos”  expone en primera persona, la situación de alguien que muchas veces intentamos no ver.. Si “Tanto personaje” no evidencia la escena de nuestro más íntimo enemigo artístico, el puto ego, ése que utilizamos para crear y sobrevivir pero que tanto nos cuesta "financiar". ´

Si “Perdón” no aclara la ironía de nuestra eterna crítica a la religión y su fiel testaferro la institución, y el matiz entre nuestra vida cotidiana y algo completamente incoherente. Si “Alarmas”, que actualiza este peligroso debate entre tanto fascista oculto, dejando en claro que nosotros mismos somos nuestros enemigos, por más que nos quede cómodo tirar la piedra y escuchar el ruido. Yo nunca dejaré de tirar la piedra pero eso sí,  esta era del compañero que comparte la veda de lucha me está dando mas arcadas que una caña Ancash financiada por Chávez. “DJ interno” y “Encadena” quizás dan respiro, pero sigo pujando para aclarar que yo también soy mi propio enemigo y el de mis intenciones. Los enemigos existen en esta selva de animales pero hay quienes sin hambre matan para sobrevivir,  ¿o hacen falta ejemplos?

“Milonga del Laberinto” acaso coloca al enemigo en un terreno de observación,  adonde aquella razón se transforma en prisión y adonde nadie está a salvo de estas situaciones.

De cualquier manera, me niego a estar de acuerdo en que todas las temáticas sean claras. Quien reciba una canción, tenga al menos la dignidad de trabajar con esta  para saber que es lo que piensa. Para saber quién es su enemigo, primero debe afrontarse consigo mismo y conocerse, ahí sabrá si es uno mismo, un aliado del que no es bueno fiarse, o un enemigo firme, que sabe lo que quiere y con el que será un honor librar batallas.

 

-Por el énfasis que ponés en la respuesta,  queda la impresión que para Cambiá la Biblia el mensaje es la parte fundamental de la canción y que la música no importa tanto.

 

-No piensa lo mismo un baterista que un cantante. No están en una misma situación quien toca el bajo que quien arrastra un mensaje por años, escuchando, componiendo y cinchando de la piola. Los guitarras viven un mundo musical al cual yo no pertenezco, solamente aporté letra y melodía, luego pasa a ser de todos y de diferentes modos. Esto no quiere decir que no sepan lo que dicen las letras ni que tampoco tengan que estar de acuerdo en todo, pero cada uno ve la música de distintas formas y yo creo que ese es el resultado de una grabación. La licuadora de creencias, vicios, ganas y momentos para ser cada uno dentro de una organización sin más reglas que el respeto.

 

                

 

 

-Hay una canción que dice "Provengo de un pozo / nunca supe qué era el ocio . ¿Allí están pintando su propia realidad (o sea, ¿ustedes son tipos excluidos del sistema, cagados de hambre y que viven una vida de mierda?) o están hablando sobre cosas que ven que les pasa a los demás?

 

-Esa canción se llama “Alarmas” y fue escrita en conjunto con mi amigo Cebreiro. “Alarmas” pinta la realidad de un personaje para el cual está destinada la letra y que si la saben escuchar, verán que humaniza lo que hemos tirado a la basura hace más de veinte años mínimo, sólo que ahora nos funciona echarles la culpa y mirar para el lado más hipócrita, ese lado con el que estamos de acuerdo convivir para tener un tema en la mesa, para estar de acuerdo en algo o para complementar el informativo de turno. 

Es cuestión de analizarla y seguirle el guión, luego sucede como bien decís vos, la aproximación personal en algunas frases, pero no precisamente esa, sino como comienza: SOY UN VAGO, UN DESQUICIADO, UN ENEMIGO DEL ESTADO, UN IMPLANTE DEMACRADO DE ESTA SOCIEDAD. Hasta ahí parezco ser yo y no es elección de nadie, yo elijo adonde estar. ¿Excluido, cagado de hambre y viviendo una vida de mierda? Para nada, todo lo contrario, estoy más que incluido, me reúno con mis amigos de clase alta, como también lo hago con hermanos de la baja, porque en todo sector hay para aprender y en todo sector hay idiotas e ignorantes, como yo. ¿Cagado de hambre? Menos que menos: alimento y educo dos bocas desde hace unos cuantos años y nunca les ha faltado para comer. Para mí la vida es una belleza, un orgasmo galopante del cual no me quiero bajar, la vida de mierda la viven quienes no saben para donde ir, quienes dicen luchar y no hacen otra cosa que mear fuera del tarro.

 

-Si esa no es tu vida, ¿por qué te inspirás en contar la historia de un miserable, un desquiciado o un enemigo del estado, en vez de poner un ancla compositiva en la vida de un triunfador, un tipo que la vida le sonríe y que bien puede, dependiendo del caso, tener una existencia más creativa que la de los tipos que te sirven de materia prima? ¿Te preocupa acaso la injusticia?

 

-Excelente interrogante. Soy un flan con dulce de leche para un terapeuta recién egresado. Dado los resultados, se ve que no me llama escribir sobre este tema, aunque me has dado una excelente idea, que al fin y al cabo de eso vivo. Más que preocuparme, la injusticia me ocupa, y no voy a manipular haciendo marketing personal aunque mi inconsciente insista. Lo que si respondo es que me ocupa como a muchos de los que habitamos este hermoso planeta. Nada más.

 

-¿Es raro no? Los que no tienen mayores dramas en sus vidas  se ocupan de la injusticia, mientras que los que la padecen, la aceptan sin resistencias, como parte inseparable del esquema de vida que les ha tocado. ¿Cómo hacer posible la justicia entre minorías poderosas que no la tienen como meta, y mayorías abrumadoras que no la sueñan?

 

-Yo creo que quienes trabajan o invierten tiempo libre en intentar dejar un grano de arena en ciertos entornos, mas allá de lo laboral, lo hacen para mejorar como personas, buscando encontrar cosas que no han encontrado en sus círculos, compartiendo herramientas que quizás para otros pueda llevar años adquirir.  A mi parecer el asistencialismo no es la mejor arma para alivianar situaciones, apaga incendios es verdad, pero de hecho degenera ciertos conceptos. Estas son las cosas que arrastran las crisis, a esta les llamo las degeneraciones y es lo que la gente tiende a olvidar, como si un plumazo del mercado reseteara nuestro mas profundo sentir. Por otro lado, es fácil de ver pero difícil de analizar los dramas y los estratos. Un drama para mí es algo común para otros, y un drama para otros puede ser un desafío para mí.

¿Qué es necesario para una minoría poderosa? La acumulación de capital. Son muy pocos los casos y algunos los conozco personalmente, adonde invierten en su entorno gracias a la educación que recibieron, financiando escuelas rurales o bien apoyando emprendimientos solapadamente, que los hay, los hay, lamentablemente cada vez menos. ¿Qué es necesario para una mayoría abrumadora? Que cada uno responda pero la zanahoria habla por sí sola. Consumir se ha transformado en el deporte favorito y en este verbo están basados los dramas. Quien no puede sufre, quien no tiene tropieza y en la cultura de campaña está aquella sencillez que tanto nos cuesta encontrar y que tan rápido supimos olvidar. Tiempo de raíces. ¿Cómo acotamos la franja? La revolución es la educación. Trabajo en eso todos los días, desde la humildad y el sacrificio, pasando por el compromiso. El tiempo dirá si las nuevas generaciones saben más de lo que leímos y practicamos nosotros. Yo las noto menos burócratas, más depuradas y con esa fiebre de amar que tanto nos aqueja a los adultos. 

 

-Así como hay textos de canciones y posturas de vida que tiran para adelante o tiran para atrás, ¿no sentís que con la música pasa lo mismo? ¿Que hay músicas que ya fueron y que no contribuyen a encender una chispa en la mente de las personas, y que hay otras que erosionan los sentidos y obligan a un nuevo posicionamiento, que por nuevo, ya habla de un salto hacia otro lugar?

 

-Para mí la música nunca deja de ser. Que los medios empujen hacia otras vertientes, que los multicapos sabihondos del mercado sepan que el rock ya fue y que ahora es otra cosa, ¡minga!, los estilos nunca dejan de curtirse porque son ellos los que ocupan ese lugar, son insustituibles en ese sentido. Han formado generaciones y han cimentado culturas. El punk tendrá que reivindicarse de forma urgente, es un estilo vivencial y en ciertos momentos es necesario que se te arrime y te hable al oído, pero sin apoyos y sin una buena calidad de sonido está complicado. El rock se actualizará pero desde el lado letrístico y sin querer inventar nada nuevo. Ojo con el pop que siempre anda calladito y pega el doble, al metal no lo tiran ni con la nuclear, la milonga es nuestro día a día, y a mi en particular, la música clásica me da lo que ningún estilo me da. Hasta lo tropical alimenta y si tengo que sentarme en un tridente oxidado por bailar cumbia, ¡insumisión entonces! Cada estilo tiene lo suyo y nos da lo que nosotros pedimos en un momento dado.

Reconozco que desde lo local, el rock, el punk o este tipo de bandas como la que represento, necesita de producciones, de la memoria y del reconocimiento de que esto es música y un trabajo, porque al final de cuentas esto es un oficio y como tal hay que mejorarlo. Me parece que faltan escritores, faltan tipos que plasmen vivencias, que paguen el precio del artista y dejen de jugar al empate para caer bien y poder ingresar en algo que ni ellos saben qué es.

 

-Decís que la única actualización posible para el rock está en lo letrístico, sin embargo Urugualter parece demostrar que es posible saltar desde el punk primitivo a uno más pulido, desde arreglos básicos a cosas un poco más jugadas, desde la cuadratura de un tipo de rock único e incontaminado a otro que se mezcla con variados estilos sonoros.

 

-En mi opinión el rock ha probado y lo sigue haciendo, pero de hecho me sigue sin decir nada y no precisamente hablo de protesta. Hay cinco mil vertientes nuevas, hay bandas que tocan del carajo, apuestan, se renuevan, los viejos locos seguimos aprendiendo de ellos también y de ese reciclaje vivimos, aunque en lo personal sigo abrazado a discos que me marcaron hace mas de veinte años. 

El tema es que a la letra se la ha dejado como un detalle creo yo, y yo la valoro al punto tal de aceptar cualquier estilo a cambio de escuchar algo en profundidad y repito, no debe de ser sólo protesta, hablo de algo que salga del corazón y sincere a puro verso.

 

 

Leonardo Scampini

 

 

Buscar en el sitio

 

           noticias

 

 

 

 

-Folletín de diez manos. Cada uno de los autores que escriben la novela-folletín-blog (cabrera, cavallo, santullo, soriano, trujillo), escribe un capítulo de no más de 2000 palabras. Para eso tiene una semana de tiempo. Cuando termina, envía su capítulo al encargado de hacer el siguiente. Cuando se cumplen 5 vueltas y, por lo tanto, se llega al capítulo 25, la novela se termina. Cada capítulo está acompañado de la ilustración de algún artista. Interesante.

http://folletindediezmanos.

wordpress.com/

 

 

 

 

 

 

-EE.UU y la música digital. En los pronósticos de la última edición de su reporte sobre la música grabada a nivel global, la firma Strategy Analytics anticipa un nuevo hito para los formatos digitales en el año que viene.La compañía estima que los consumidores estadounidenses gastarán $2.700 millones de dólares el año que viene en CDs, por debajo de $2.800 millones en música en línea. El reporte también contempla la situación en 2015, pronosticando que los ingresos de la música en línea estarán conformados en un 39% por descargas de sencillos, 32% por descargas de álbumes, 14% por suscripciones y 14% por publicidad.

 

 

 

 

-Cursos de música en internet. Artículos y videos para aprender a tocar o mejorar conocimientos sobre guitarra, piano y otros instrumentos. La página se llama Virtuosso (www.virtuosso.com)