cultura de otra especie

poesía

02.01.2011 07:02

 

      FUERZA NATURAL

                        

                     

 

 

Para los que acostumbramos a leer poesía en libros, la oportunidad de participar de su representación  pública no cambia el ritual de maravillarse con aquello que la palabra nombra desde un orden de belleza que contribuye a resaltar el sentido de lo dicho. Sólo que en un caso la información ingresa por el puerto de la vista, y en la performance por el puerto del oído, aún cuando lo  visual tenga su innegable incidencia vía teatralización, danza, actuación del recitado, proyección de imágenes, etc.

A tales efectos, un espectáculo como Tamudando presenta el inconveniente de una puesta poética que no siempre llega a entenderse con total nitidez, en la medida que el vocablo se guturaliza, se susurra de manera imperceptible, o va desvaneciéndose en intensidad en pos de arrancarle musicalidad al momento o de integrar la declamación como pieza del montaje total.

Esto es esencial en la concepción que Luis Bravo –autor de los textos y performer del espectáculo junto a Berta Pereira- tiene de la poesía y de su lectura pública. Por un lado porque no concibe “la oralidad como búsqueda de un contacto meramente didáctico o "comunicativo" del poema sino como un acto expresivo de valor estético propio”, y por otro, porque considera que “lo perfomativo, en amplio sentido, implica una "puesta" oral en determinada situación preelaborada (que) puede contar con la inclusión de otros recursos y disciplinas”.

Desde ese lugar, los poemas de Tamudando eligen soluciones multimediáticas acordes a la situación y diferentes para cada caso. El papel protagónico puede recaer en la palabra o en la música, y pueden los sonidos vestirse con pieles acústicas o eléctricas. El texto puede cantarse, dialogarse o teatralizarse, y la música –que en ocasiones adquiere valor propio- puede tener genes locales o códigos de otras geografías. Está el video y la danza integrándose, y la atmósfera cautivante creada por el sonido oscilante de la frotación del borde de una copa o del toque de la kalimba y de un extraño instrumento llamado bajo-tambor.

La mirada sensible del que fue a oír poesía se pierde con agrado, ante la profusión de estímulos de un conjunto artístico difícil de capturar integralmente en una sola audición.

Entre pájaros, lagos y hormigas, entre climas primitivos y la constante alusión al sol (“arde luz el oro del sol”) o al aire (“tensa cuerda el aire”), es imposible no sentirse tocado por una especie de invocación a la naturaleza, o por un culto que celebra  creaciones y elementos, y que en la expresión oral de Bravo, parecen abrirse paso entre piedras y hendiduras, viniendo de y volviendo hacia las sombras, con las dificultades propias de todo nacimiento, con todo su poder y toda su acometida.

 

Leonardo Scampini

 

 

DVD Co-edición Ayuí – Tacuabé / El Clú de Yaugurú (Montevideo 2010)

Buscar en el sitio

 

           noticias

 

 

 

 

-Folletín de diez manos. Cada uno de los autores que escriben la novela-folletín-blog (cabrera, cavallo, santullo, soriano, trujillo), escribe un capítulo de no más de 2000 palabras. Para eso tiene una semana de tiempo. Cuando termina, envía su capítulo al encargado de hacer el siguiente. Cuando se cumplen 5 vueltas y, por lo tanto, se llega al capítulo 25, la novela se termina. Cada capítulo está acompañado de la ilustración de algún artista. Interesante.

http://folletindediezmanos.

wordpress.com/

 

 

 

 

 

 

-EE.UU y la música digital. En los pronósticos de la última edición de su reporte sobre la música grabada a nivel global, la firma Strategy Analytics anticipa un nuevo hito para los formatos digitales en el año que viene.La compañía estima que los consumidores estadounidenses gastarán $2.700 millones de dólares el año que viene en CDs, por debajo de $2.800 millones en música en línea. El reporte también contempla la situación en 2015, pronosticando que los ingresos de la música en línea estarán conformados en un 39% por descargas de sencillos, 32% por descargas de álbumes, 14% por suscripciones y 14% por publicidad.

 

 

 

 

-Cursos de música en internet. Artículos y videos para aprender a tocar o mejorar conocimientos sobre guitarra, piano y otros instrumentos. La página se llama Virtuosso (www.virtuosso.com)