cultura de otra especie

DIOS:

21.10.2010 17:29

 

 

 / LA  TRAMA  ETERNA

 De lo no existente ninguna cosa puede nacer. Ni siquiera Dios. Sólo de lo que existe se nace, como Dios, que vino al mundo desde la mente de los hombres.

 

 

 

 

Una corriente de pensamiento muy generalizada niega a dios bajo el argumento que se olvida de los pobres, se olvida de los justos y los abandona. Es un argumento interesado. Si dios interviene, si (me) ayuda, se cree en su existencia.

Se ignora de parte de quien se ubica en esa postura, que sólo abandona quien existe y que desde el vamos, no es la existencia de dios la que se niega sino, su ética. Si alguien tan poderoso no toma partido en los asuntos humanos a favor de la justicia y la bondad, mejor ignorarlo.

No menos interesada es la fe del creyente que aunque no se rebele contra la falta de auxilio de su dios, está siempre a la espera del milagro y para ello, día tras día insiste en su ruego.

Otros, avisados del gran absurdo que encierra la idea de un ser consumado en sí mismo, eternamente concentrado en la contemplación de su obra, han modernizado sus mitos convirtiendo a dios en la energía central que hace mover el universo. Pero, ¿por qué llamarle dios a esa energía y no a la que mueve un horno o un automóvil? ¿Es acaso un problema de magnitudes?

 

LA ENERGIA ESTA EN TODAS PARTES

 

Es una corriente que atraviesa la materia y es la materia misma, y toda ella en cualquiera de sus formas, tiende a degradarse cuando se transforma en otra cosa.

La vida no es más que la energía fotónica solar convertida en energía química. Aquí y en cualquier parte del cosmos puede reiterarse esta experiencia química de la cual, el hombre es nada más que una de las vías evolutivas que ha tomado en su intento por escapar del inexorable deterioro de la materia.

Pero a la especie humana le cuesta verse a sí misma formando parte de algo tan insignificante como el lugar de tránsito de la energía. Necesita trascenderse más allá de la reproducción biológica y para ello, inventa una cultura que lo sitúa como la especie elegida, la que dios hizo a su imagen y semejanza. El centro es el hombre y las demás creaciones del universo están para servirle, son aleatorias.

Dicha supremacía impone su mandato desde normas morales (en muchos casos trasladadas al ámbito legal) que deberían regir la convivencia entre los seres. Son reglas pensadas por y para el ser humano y que no se extienden a las otras formas de vida. Cuando alguien dice “no matarás”, lo está diciendo respecto a un semejante;  se le puede robar comida a un animal, se le puede torturar o matar  (y éstas son cosas que suceden efectivamente a pesar de las leyes de defensa de los animales), sin recibir castigo de ninguna índole. Se puede extinguir especies inclusive, expoliar otros recursos de la naturaleza, devastar el hábitat.

Tal panorama hizo brotar la preocupación por la suerte del planeta aunque más bien, habría que comenzar  a preocuparse por la suerte de los planetas más cercanos al nuestro. La “aventura humana” hacia el espacio exterior, tarde o temprano lo llevará a  mundos de donde seguir extrayendo recursos, o lo pondrá en contacto con otras formas de vida con las que intentará entenderse o a las que tratará de dominar, dependiendo ello del grado de avance científico-técnico que dichas civilizaciones posean.

 

ENCUENTROS CERCANOS

 

Si algún día nos encontráramos frente a frente con vida inteligente de otros mundos, poseedores de una tecnología de mayor rango pero carentes de respuestas en lo que tiene que ver con el misterio del origen;  si al igual que nosotros, estos seres explicaran lo inexplicable a través de la idea de dios y se hubieran otorgado a sí mismos el lugar primordial del universo; si sus anatomías fueran radicalmente distintas a las nuestras y –al igual que nosotros- hubieran sido creados a imagen y semejanza del supremo, ¿Cuál de los dos dioses sería el verdadero? ¿Llegarían estas dos culturas a una transacción sincrética para la convivencia pacífica  o  acabarían pensando que hay un dios para cada especie inteligente? De ser así, ¿no estarían los antiguos griegos en lo cierto cuando poblaban el cosmos de infinitos dioses?

 

PUEBLOS DECADENTES

 

Si dios existe y es uno solo, ¿cómo es que hace algún tiempo fue una banda de ellos? Si no se trató de un golpe de Estado en el cielo, es notorio que la creación cultural “dios” llegó a sustituir la antigua idea de “dioses” debido a que las necesidades de un determinado estadio evolutivo pedían el pasaje del politeísmo al monoteísmo, del mismo modo que en algún momento se comenzó a abandonar el Estado monárquico para ingresar en uno de tipo constitucional.

Si el cristianismo lo admitiera,  aceptaría que dios es una invención de la especie humana y para impermeabilizar el techo ideológico que se le llueve, pone a la idolatría y el politeísmo como producto natural de la decadencia de los pueblos. Y en la bolada caen tanto la Roma imperial como la Grecia antigua, cuna de la civilización occidental.

Argumentos para sostener semejante teoría deben haber unos cuantos,  porque siempre están a mano para justificar cualquier cosa y muy sobre todo, para seguir apuntalando los baldosas descalzadas de muchos sistemas de pensamiento. Pero cabe  suponer que esos mismos argumentos –u otros distintos- a su vez debieran servir para explicar la decadencia exorbitada del Occidente contemporáneo, medible en el estado de sometimiento a que ha sido llevado el espíritu humano en procura de la sobrevivencia, y en el collar de efectos de todo tipo que semejante actitud vital trae aparejada.

Con toda esa decadencia sin embargo, el politeísmo es apenas patrimonio de algunas religiones muy minoritarias.

 

LAS RAZONES DE LA SINRAZON

 

La psiquis humana tiene vedado hasta ahora, el acceso a ciertas zonas del conocimiento. La idea de un continuo universal sin principio ni fin, es tan difícil de comprender como el concepto de la nada y la posibilidad que el todo universal conocido hubiera podido nacer de ella.

Sólo un ser supremo, omnipotente, omnipresente y omnisciente puede crear de la nada. Pero hay una trampa: ¿de qué vacío absoluto se formó dios? “Bueno…él es todopoderoso –dicen- y siempre ha estado allí.”

Respuesta fácil para eludir las grandes interrogantes de siempre y alimentar con la inmensa fogata del temor,  esa infinita vida virtual que justifica al animal humano en su imperio sobre vidas y cosas, aplaca la angustia que persigue a la especie desde los orígenes,  y  la libera del pánico que le causa vérsela a solas con el misterio del universo y el enigma de la muerte.

 

Leonardo Scampini

Buscar en el sitio

 

           noticias

 

 

 

 

-Folletín de diez manos. Cada uno de los autores que escriben la novela-folletín-blog (cabrera, cavallo, santullo, soriano, trujillo), escribe un capítulo de no más de 2000 palabras. Para eso tiene una semana de tiempo. Cuando termina, envía su capítulo al encargado de hacer el siguiente. Cuando se cumplen 5 vueltas y, por lo tanto, se llega al capítulo 25, la novela se termina. Cada capítulo está acompañado de la ilustración de algún artista. Interesante.

http://folletindediezmanos.

wordpress.com/

 

 

 

 

 

 

-EE.UU y la música digital. En los pronósticos de la última edición de su reporte sobre la música grabada a nivel global, la firma Strategy Analytics anticipa un nuevo hito para los formatos digitales en el año que viene.La compañía estima que los consumidores estadounidenses gastarán $2.700 millones de dólares el año que viene en CDs, por debajo de $2.800 millones en música en línea. El reporte también contempla la situación en 2015, pronosticando que los ingresos de la música en línea estarán conformados en un 39% por descargas de sencillos, 32% por descargas de álbumes, 14% por suscripciones y 14% por publicidad.

 

 

 

 

-Cursos de música en internet. Artículos y videos para aprender a tocar o mejorar conocimientos sobre guitarra, piano y otros instrumentos. La página se llama Virtuosso (www.virtuosso.com)