cultura de otra especie

RESEÑA

01.01.2011 23:07

 

Hay una diferencia entre Nicolás Klisich y el resto de los cantautores jóvenes: la entrega. Con su primer disco recorrió radios, dio entrevistas, lo mostró aquí y allá en toques, metiendo su nombre en la consideración pública y llevando ese trabajo a la mayor cantidad de oídos. Luego todo queda en manos del producto, de sus  potenciales virtudes para tocar el alma del público, de la apreciación que la crítica hace y hasta de la indulgencia con que por lo general recibe a toda ópera prima.

Con una segunda placa la cosa cambia: lo que antes se perdonaba se dice, y lo que se puso en lista de espera se hace notar si aún no logra convencer.

Por las ramas fue un muestrario de canciones pop que para ser fieles al nombre del disco, se iban por las ramas de un toco de ritmos, caídos en parte de los países centrales y mayoritariamente venidos de la fuente de suministro local. Promisorio y fresco, sus puntos débiles estuvieron en la timidez de los arreglos y en la economía instrumental de gran parte de las composiciones, que al contar con el sonido preponderante de las guitarras, le daba un amarronado tinte folclórico a la propuesta.

Sin prisa sin pausa consigue sonar más moderno sin perder identidad, gracias a una considerable actividad instrumental (con participación más diversificada dentro de cada canción), y a una trepada en la zona de los destaques ornamentales que aún no logra quitarse el temor de asumir determinados riesgos.

Lo cierto es que desde esos peldaños arriba, el estilo Klisich consigue instalarse definitivamente en esa visión contemporánea de los géneros tradicionales –que para el Uruguay inauguró Jorge Drexler, pero que tiene sus cultores en muchos otros países latinoamericanos- donde una zamba, una milonga o un vals se confunden con el pop, tanto por el diseño general del sonido como por la planificación de alguna secuencia parcial.

Una característica que en el novel artista uruguayo trabaja como facilitador de ese enfoque, es la proposición de formas musicales por fuera de sus típicas rigideces cuadráticas, a la manera de aires de cercanías. La flexibilidad de los materiales así presentados pasan sin fricciones de una a otra forma y cruzan sus naturalezas con suavidad, como puede constatarse en "No pido más",  "Puerta" y "Proa", las canciones más importantes del disco.

Por lo demás, el pop sabe partir de su propia lanzadera como puede apreciarse en “Ser y no ser” o en “Sentimiento”, una pieza que se distingue en el comienzo por su arreglo de cuerdas a lo The Smiths y se pierde luego en un desarrollo dirigido hacia regiones más estándar.

La similitud que algunos arreglos tienen con los que se han escuchado antes en los discos de Jorge Drexler –así como el parecido de algunos motivos melódicos- señalan una notoria influencia de la que habrá que desmarcarse si es que Nicolás Klisich quiere llegar a ser Nicolás Klisich.

 

Leonardo Scampini

 

 

 

 

 

LISTA DE TEMAS

 

 

 

 

Sin prisa sin pausa

Nicolás Klisich

Perro Andaluz Ediciones, 2010

 

1 - Al menos eso creo
2 - Asombrado
3 - No pido más
4 - Tierra azul
5 - Puerta
6 - Sentimiento
7 - Se prende fuego
8 - Vuelta al Barrio
9 - Ser y no ser
10 - Proa
11 - Tapar el sol
12 - Sin prisa sin pausa

Buscar en el sitio

 

           noticias

 

 

 

 

-Folletín de diez manos. Cada uno de los autores que escriben la novela-folletín-blog (cabrera, cavallo, santullo, soriano, trujillo), escribe un capítulo de no más de 2000 palabras. Para eso tiene una semana de tiempo. Cuando termina, envía su capítulo al encargado de hacer el siguiente. Cuando se cumplen 5 vueltas y, por lo tanto, se llega al capítulo 25, la novela se termina. Cada capítulo está acompañado de la ilustración de algún artista. Interesante.

http://folletindediezmanos.

wordpress.com/

 

 

 

 

 

 

-EE.UU y la música digital. En los pronósticos de la última edición de su reporte sobre la música grabada a nivel global, la firma Strategy Analytics anticipa un nuevo hito para los formatos digitales en el año que viene.La compañía estima que los consumidores estadounidenses gastarán $2.700 millones de dólares el año que viene en CDs, por debajo de $2.800 millones en música en línea. El reporte también contempla la situación en 2015, pronosticando que los ingresos de la música en línea estarán conformados en un 39% por descargas de sencillos, 32% por descargas de álbumes, 14% por suscripciones y 14% por publicidad.

 

 

 

 

-Cursos de música en internet. Artículos y videos para aprender a tocar o mejorar conocimientos sobre guitarra, piano y otros instrumentos. La página se llama Virtuosso (www.virtuosso.com)