cultura de otra especie

imagen

03.10.2010 19:54

Fotografías de Grete Stern

 

UNA OBRA APENAS DESCUBIERTA

 

 

         

 

Como tantos artistas alemanes de los años del nazismo, Grete Stern tuvo que abandonar su país poniendo rumbo inicial a Londres y luego, a la definitiva Buenos Aires.

Tras la pasión de la fotografía había recalado en Berlín desde su Wuppertal natal, integrándose a los talleres particulares de Walter Peterhans y a los cursos dictados por éste en la Bauhaus, hasta que la institución resolvió disolverse por el hostigamiento nazi.

 

                                             

                                                                

 

 

Desde su arribo a la capital argentina (1935), trabajó en fotografía publicitaria, diseño de afiches y retratos, realizó el relevamiento fotográfico de la ciudad, y efectuó un viaje de tres años por Chaco, Formosa y Salta para tomar más de ochocientas imágenes de las comunidades toba, wichimatacos, pilagas, chulupíes, chiriguanos y mocovíes.

Su destaque artístico ocurriría en un ámbito donde no se espera que esas cosas cuajen: una revista clase B o C llamada Idilio, cuyos contenidos eran menospreciados por la intelectualidad.

 

                        

 

 

Para Grete fue una oportunidad laboral desarrollada durante tres años y aunque no lo pareciera, un campo de operaciones propicio para desplegar su vena creativa porque de lo que se trataba, era de ilustrar sueños enviados por los lectores de la revista en una sección denominada “El psicoanálisis le ayudará”.

Dicha colaboración involucró alrededor de 150 fotomontajes, que quedarían condenados a una consideración pública menor a pesar de representar el momento más inspirado de la artista alemana y de constituir –en buena parte- una obra provocadora por su resolución formal y las sensaciones que moviliza.

En Fracturas (1949) los fondos difusos centran toda la atención en el primer plano, donde un rostro que desaparece de la cara mira desde un aviso publicitario en la vía pública como buscando respuestas. En El ojo eterno (1950) algunas manos crecen desde la tierra hacia un ojo-cielo buscando ser tocados o bendecidos. Cuerpo celeste (1949) muestra un tema obsesivo en Stern: la mujer tolerante frente a la dominación. Allí, un cuerpo femenino aparece flotando entre los astros, mientras que en Sirena del mar (1950) unas manos de mujer parecen recoger partes de su cuerpo mutilado.

 

          

 

 

 

En Consentimiento (1949) una lograda escena plástica (que sugiere la inversión de la imagen clásica del balcón en Romeo y Julieta) muestra a un hombre en la ventana de su casa rocosa lanzando una red sobre la mujer que está en la calle; en tanto En el andén (1949) la mujer aparece acosada por monstruos poderosísimos y arrasadores.

 

Buscar en el sitio

 

           noticias

 

 

 

 

-Folletín de diez manos. Cada uno de los autores que escriben la novela-folletín-blog (cabrera, cavallo, santullo, soriano, trujillo), escribe un capítulo de no más de 2000 palabras. Para eso tiene una semana de tiempo. Cuando termina, envía su capítulo al encargado de hacer el siguiente. Cuando se cumplen 5 vueltas y, por lo tanto, se llega al capítulo 25, la novela se termina. Cada capítulo está acompañado de la ilustración de algún artista. Interesante.

http://folletindediezmanos.

wordpress.com/

 

 

 

 

 

 

-EE.UU y la música digital. En los pronósticos de la última edición de su reporte sobre la música grabada a nivel global, la firma Strategy Analytics anticipa un nuevo hito para los formatos digitales en el año que viene.La compañía estima que los consumidores estadounidenses gastarán $2.700 millones de dólares el año que viene en CDs, por debajo de $2.800 millones en música en línea. El reporte también contempla la situación en 2015, pronosticando que los ingresos de la música en línea estarán conformados en un 39% por descargas de sencillos, 32% por descargas de álbumes, 14% por suscripciones y 14% por publicidad.

 

 

 

 

-Cursos de música en internet. Artículos y videos para aprender a tocar o mejorar conocimientos sobre guitarra, piano y otros instrumentos. La página se llama Virtuosso (www.virtuosso.com)